Red eléctrica de B.C.S y apagones.

La población total del estado de Baja California Sur, ha incrementado exponencialmente con el paso de los años, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) obtenidos a través de los censos de población y vivienda realizados en 2010 y 2020 la población pasó de 637, 065 habitantes (INEGI, 2010) a 789, 447 habitantes. Esto es un incremento del 23.95% en un periodo de 10 años. Debido al acelerado crecimiento poblacional en el estado se ha empezado a requerir más insumos para satisfacer la demanda. Esto ha derivado en problemas como los llamados “apagones”.

El Sistema Eléctrico Nacional (SEN), se compone por cuatro sistemas eléctricos: Sistema Interconectado Nacional (SIN), que constituye la gran red eléctrica del país, el Sistema Eléctrico Baja California (BC) y los sistemas de nuestro estado, el Sistema Eléctrico Baja California Sur (BCS) y el Sistema Eléctrico Mulegé (SEM).

El reducido tamaño de la red eléctrica de BCS obliga a satisfacer la demanda con generación de unidades de combustión interna y unidades de turbogas, que consumen combustóleo y diésel, con un alto costo de operación e impacto ambiental. El sistema aislado de Baja California Sur, se divide dentro de tres límites operativos, la zona de Constitución, La Paz y Los Cabos (SENER, 2018).

Para la solución de estos tipos de problemas en el año 2017 el gobierno de EPN, dio a conocer la propuesta de Interconectar el SIN con los Sistemas Aislados de la Península de Baja California Sur, contemplaba construir nuevas Líneas de Transmisión y contando con tres estaciones convertidoras, una en Villa Constitución, una en Mezquital y otra en Esperanza, y una Subestación en Coromuel, Además, se instalarían dos condensadores síncronos, uno en Punta Prieta II y el segundo en la Central diésel Los Cabos, adicionalmente, se requería compensación capacitiva en las subestaciones Olas Altas y Villa Constitución, no obstante, este proyecto se encuentra cancelado (SENER, 2017).

La falta de interés e inversión para el desarrollo de proyectos de generación eléctrica, sumado a la falta de mantenimiento a las centrales de generación en administraciones pasadas desencadenaron una serie de interrupciones al suministro eléctrico de los sudcalifornianos en los periodos de alta demanda eléctrica (CFE, 2019).

Apagones durante el año 2019, en la ciudad de La Paz, B.C.S.

Según datos proporcionados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en 2019 la producción total de energía eléctrica fue menor a la generada durante el 2018, esto puede ser consecuencia de se los cortes en el suministro de la energía eléctrica, conocidos como “apagones”. De acuerdo con CFE la energía no suministrada por los “apagones” fue de 1,367.89 MHh, cifra que parece mínima, a pesar de que el día 20 de agosto del 2019, el 59% de los usuarios en el municipio de La Paz fueron afectados por los “apagones” (CFE, 2020).

De acuerdo a CFE, en 2019 se registraron 29 “apagones” debido a la alta demanda energética. No obstante, datos del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) reportaron que en este mismo año hubo 63 tiros de carga o “apagones”, de los cuales, 32 se les atribuye a declaratorias de Estados Operativos de Emergencia, es decir, a que la reserva operativa fue menor al 4%. Esto puede ser ocasionado por fallas en las centrales de generación del Sistema Baja California Sur, problemas con la frecuencia y el voltaje, problemas en la red de distribución, entre otras. (CENACE, 2020).

Existen opciones para evitar este tipo de problemas, como es el caso de la generación distribuida, es decir, desarrollo o producción de electricidad por medio de generación de energías renovables ubicadas lo más próximo posible al centro de consumo. Estas fuentes de energía pueden instalarse en el sistema eléctrico de empresas, en el sitio del cliente, en el hogar o en lugares aislados fuera del alcance de la red de distribución. Desafortunadamente la opción es descartada en el estado, esto debido a las características técnicas que presenta la red eléctrica y a la falta de regulación respecto a este concepto .

También existe la posibilidad de instalar y construir centrales de fuentes de energía renovables, con la potencia y capacidad suficientes para suministrar energía eléctrica en el estado, siendo las más prometedora la energía solar, esto debido a que Baja California Sur, tiene unos de los índices de captación solar más altos del país, lo cual la convierte en un lugar que puede aprovechar esta energía

Fuentes de consulta

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *