Monitoreo revela mala calidad del aire en La Paz

Monitoreo revela mala calidad del aire en La Paz

El Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (CERCA) en BCS reveló los resultados del monitoreo ambiental que realizaron en el municipio de La Paz, utilizando estaciones de vigilancia que fueron colocadas en cuatro puntos: La primera cerca de la Planta Termoeléctrica en Libramiento, una en la Escuela Primaria 3 de Mayo en la colonia El Pedregal del Cortez, otra en la Preparatoria Morelos y otra más en el CETMAR.

“En la estación Morelos tenemos un foco rojo de dióxido de nitrógeno; tenemos 241 días malos, esto significa que la concentración de los contaminantes rebasa las concentraciones recomendadas por la Organización Mundial de la Salud; esas emisiones están relacionadas con generación de electricidad y también con las emisiones de los autos”, dijo Jacqueline Valenzuela, Directora Ejecutiva de CERCA.

En el caso del azufre, expertos de CERCA confirmaron que las emisiones se relacionan a 92% fuentes fijas, como termoeléctricas, y 8% fuentes móviles, como los automóviles. “El azufre que se emite a partir de la generación de electricidad por las plantas termoeléctricas, está llegando -en conjunto con los factores de clima- a este punto de la ciudad y enciende el foco rojo que encontramos en la primaria 3 de Mayo; ahí sí tenemos presencia de dióxido de nitrógeno de 78 días muy malos”, contabilizó Jacqueline Valenzuela.

En la ciudad de La Paz, los hábitos de las personas para conservar la salud se caracterizan por actividades al aire libre; sin embargo, fue comprobado que en ciertos horarios la contaminación está aflorando, tales como de 7 a 9 de la mañana y de 1 a 3 de la tarde. Son horarios nocivos por las altas concentraciones de contaminantes, como el ozono.

“Escuchamos que en las ciudades grandes, sobre todo en el Valle de México, debido a la alerta por ozono se recomienda que la población no salga a realizar actividades al aire libre; bueno, aquí en la ubicación Morelos tenemos 89 días muy malos, en donde tenemos días que superan la Norma Oficial Mexicana. Respecto a la concentración de ozono, los horarios críticos son de 1 a 3 de la tarde, y sí hay una coincidencia (en la mañana de 7 a 9 y de 1 a 3 de la tarde)”, añadió.

Las afectaciones empiezan a surgir, primero, con resultados palpables de la calidad del aire, así como la queja de habitantes de la colonia Los Paredones, ubicada a poco más de dos kilómetros de la central de combustión interna de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Vecinos denunciaron su preocupación por las enfermedades respiratorias que se han presentado, mencionando que enfermedades como asma, alergias y dolores de cabeza se han intensificado a causa de la contaminación emitida por la termoeléctrica.

Isidro Juárez Silva, vecino de la zona, confirma esto. “He notado que la termoeléctrica es mucho -no sé cómo le podríamos llamar- humo, que afecta a todos los que estamos aquí alrededor, inclusive a unos hermanos que ya están mayores y están enfermos del corazón; entonces todo esto afecta”; además señaló que la calidad de vida ha empeorado a causa de la termoeléctrica.

Para Rafaela Bringas, la situación se ha complicado en casa. “Nosotros somos una familia con asma y tenemos tres años viviendo aquí; debido a que está muy cerca, hemos visto que nuestras alergias se han hecho cada vez más frecuentes. Somos tres que tenemos asma, pero mi esposo [también] últimamente; él no es asmático, y ahora también tiene que muchas alergias”, lamentó la afectada.

Las personas comentan que todo el día se puede observar las columnas de humo, pero durante las noches lo observan con más intensidad. Nadie ha documentado el hecho, pues al menos las autoridades no se han hecho presentes para verificar y corroborar el daño que está generando a los vecinos.

“El horario, más o menos, se viene viendo como de las 9 de la noche, donde se ve más porque hay un reflejo de luz que de aquí lo vemos. De aquí vemos el reflejo, que parece que estamos en la ciudad, entonces de aquí se está viendo todo lo que está levantándose hacia arriba”, lanzó Isidro Juárez.

Los habitantes de la zona se encuentran desesperados por esta situación. Piden a las autoridades resuelvan esta problemática que está causando enfermedades respiratorias en la población y pone en riesgo su salud. “No solamente me afecta a mí; afecta a los niños, a todos, entonces sí le pediría como vecino (que estoy aquí, con los demás compañeros) que sí nos gustaría que buscarán la forma; ya sea el presidente municipal, el gobernador, la persona que sea la adecuada, ver ante Comisión Federal ese tipo de chimenea que tiene, ya que afecta”, finalizó Don Isidro.

En lo que refiere a las mediciones de la Estación Morelos, los resultados son alarmantes.

Hay 241 días malos por dióxido nitrógeno.
89 días muy malos con ozono y 14 días malos.
De azufre, en 48 días monitoreados, 18 son malos.

“No solamente queda en los que vivimos alrededor de esta sección, sino que también al lado están las instalaciones para practicar deporte del INSUDE, y hay gente que está haciendo sus actividades al aire libre, expuesta a estas altas concentraciones que superan la Norma Oficial Mexicana; en este punto en particular entra la Preparatoria Morelos, en la estación Morelos”, consideró Jacqueline Valenzuela.

Los registros de la estación colocada en la primaria 3 de Mayo son similares.
En azufre, de 63 días monitoreados, se tuvieron 32 días malos.

Dióxido de nitrógeno, hay 78 días malos y 81 días muy malos, por encima de la NOM.
Los horarios críticos en la estación 3 de Mayo son de 19 a 21 horas; en estos horarios la contaminación supera lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (78 días al año.) Durante 81 días del año se superan las Normas Oficiales Mexicanas. Los horarios críticos en la estación Morelos son de 7 a 9 de la mañana; en estos horarios, la recomendación de la OMS es superada durante cinco mil 63 mediciones malas, prácticamente las dos terceras partes del año.

En este punto podemos decir que se encuentra en riesgo la población expuesta a esta contaminación. Expertos consideran que la prolongada exposición a ozono, dióxido de nitrógeno y azufre genera graves afectaciones a la salud, desde enfermedades respiratorias hasta cáncer, lo cual debe tomarse en cuenta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *